Respuestas a todos los “porqués” sobre las pestañas


pestañas

Las pestañas son una parte de nuestro cuerpo que, además de cumplir una función biológica importante (protegen el globo ocular de suciedad y bacterias), se han convertido en un elemento clave para mejorar nuestra apariencia y conseguir enfatizar nuestra mirada y, por tanto, nuestra belleza.

Existen muchos métodos especializados en el tratamiento de las pestañas que nos ayudan a mejorar nuestro atractivo físico como, por ejemplo, ponernos extensiones de pestañas que alarguen el vello y consigan un efecto “abanico”; también existen métodos para teñir las pestañas de forma semi-permanente y conseguir, así, que siempre estén resaltadas sin la necesidad de usar máscaras de pestaña ni maquillaje.

Pero en el post de hoy de Vanitas Espai vamos a resolver todas tus dudas respecto a las pestañas: desde la funcionalidad básica que esta parte del cuerpo nos aporta hasta afecciones o molestias que podemos sentir en esta zona. Atenta porque, ahora, vamos a darte las respuestas a todos los porqués sobre las pestañas.

¿Por qué tenemos pestañas?

El motivo por el que existen las pestañas en nuestro cuerpo es para proteger nuestro ojos. Ten en cuenta que el vello que se encuentra en esta zona actúa como escudo impidiendo que puedan penetrar elementos externos como suciedad, bacterias o impurezas que puedan dañar el globo ocular. Piensa que nuestros ojos son muy sensibles y, por ello, deben estar perfectamente aislados para evitar que un agente nocivo lo dañe.

Las pestañas son, pues, una barrera natural que impide que elementos como el polvo, la arena, etcétera, entren en el ojo y, por tanto, esté totalmente protegido. ¡Pero esto no es todo! También ayudan a filtrar los rayos del sol, son como nuestra “visera” particular; si no existieran, tendríamos los ojos irritados por el sol y no seríamos capaces de apreciar correctamente nuestro entorno en las horas más soleadas.

¿Por qué no crecen las pestañas?

Si quieres saber por qué no crecen las pestañas, lo primero que debes que saber es que tienen un crecimiento lento. A diferencia de otras zonas del cuerpo como el vello corporal o el cabello, las pestañas tienen una velocidad muy lenta para crecer y, por este motivo, es probable que ni siquiera te des cuenta de que te están creciendo. Pero crecer, sí crecen. Así que, si has tenido algún percance, como que se te han quemado (a veces les ocurre a las fumadoras, al encender un cigarrillo muy cerca del rostro), o te las has cortado demasiado, o te has arrancado algunas accidentalmente: tranquila, el daño no es ni mucho menos irreparable.

¿A todo el mundo le crecen igual?

No. Al igual que cualquier elemento corporal, está sujeto a las leyes de la genética, y a factores como la dieta, la edad, las hormonas o el estilo de vida que lleves; que también influyen en el crecimiento de las pestañas. Como con todo, lo más recomendado es que optes por llevar una vida saludable para que tu cuerpo funcione a la perfección. Puede parecer que factores como la alimentación no afectan a la salud del vello corporal, pero lo cierto es que la dieta que llevemos sí tiene un impacto sobre la salud de nuestro cabello.

El ciclo de crecimiento de las pestañas:

El ciclo de crecimiento de las pestañas es el siguiente:

  • Etapa 1- Anagen (o fase de crecimiento activo): Más del 30% de las pestañas están en crecimiento. Este proceso suele durar alrededor de 2 meses.
  • Etapa 2- Fase catágena (o fase de latencia): El crecimiento de las pestañas de para y el folículo se contrae; este proceso dura unas tres semanas.
  • Etapa 3 – Telogen (o fase final): Es el momento previo a que las pestañas se caigan. Nunca se caerán todas a la vez sino que cada pelo irá cayendo siguiendo su propio ciclo de vida.

En este post te hablamos sobre las ventajas e inconvenientes de las pestañas postizas, un tratamiento de belleza que cada vez siguen más mujeres.

pestañas bonitas

¿Por qué se caen las pestañas?

Pero ¿cuáles son las causas de que las pestañas se caigan? Además de su propio ciclo vital, como acabamos de comentar, existen otros factores que pueden acelerar su caída. A continuación te los descubrimos:

El uso del maquillaje

Es uno de los principales motivos de que las pestañas se caigan de forma excesiva. Si te maquillas las pestañas a diario con rímel o máscaras puedes afectar a la salud del vello y terminar con su caída. Para evitarlo, lo recomendable es que te pases a usar productos de primera calidad y evitar al máximo el uso de instrumentos como el rizador de pestañas, ya que puede debilitar el pelo.

También resulta imprescindible que, cada noche antes de acostarte, te desmaquilles correctamente para dejar que se regeneren durante el sueño y puedan volver a estar fuertes. Así pues, cada noche deberás desmaquillarte con un potente producto y, así, conseguirás evitar la caída masiva de pestañas.

Tener alergia al maquillaje

Que se te caigan las pestañas de forma habitual puede que sea un signo de que el maquillaje que usas no es el adecuado para ti porque te está produciendo una reacción alérgica. Puede ser que algún componente de la máscara esté afectándote y, por tanto, dañe la salud de la misma haciendo que se caiga. Para comprobar si te está sucediendo esto, lo mejor es que estés unos días sin usar dicho cosmético, deja que tus pestañas descansen y observa si notas mejoría. Si es así, prueba con otro producto o consulta con tu médico para que te indique cuál puede ser el origen de tu alergia.

Cada vez hay más mujeres que desarrollan alergias a algún tipo de producto cosmético o de peluquería. Por eso en Vanitas Espai te ofrecemos tratamientos con productos hipoalergénicos.

El estrés también afecta a las pestañas

Vivir con un nivel elevado de estrés o ansiedad puede afectar a la salud de nuestras pestañas y propiciar su caída. El motivo es que, al tener el sistema nervioso alterado, impides que la sangre circule correctamente y, por tanto, los nutrientes de los alimentos no se distribuyen correctamente por el cuerpo haciendo, así, que esta zona del cuerpo no reciba las vitaminas que necesita para estar fuerte. Recuerda que los glóbulos blancos son los responsables de repartir el oxígeno a nuestro cuerpo, por tanto, si no tenemos una correcta circulación también impedimos que nuestro cuerpo pueda oxigenarse y, por tanto, estar en perfectas condiciones.

Tener falta de vitaminas y nutrientes

Llevar una alimentación pobre en nutrientes también puede causar la caída de las pestañas. Recuerda que es mediante la dieta que introducimos vitaminas y minerales a nuestro organismo y, por tanto, si no seguimos unos hábitos saludables con una alimentación rica en frutas y verduras y baja en grasas y toxinas, no nutriremos correctamente nuestro cuerpo en general, ni nuestras pestañas en particular.

De entre todos los nutrientes, es la vitamina A, B y E y los ácidos grasos Omega 3 los que te ayudarán a mejorar la salud de las pestañas y estimular su crecimiento; además, estos nutrientes también son perfectos para que luzcas una piel más cuidada y un cabello perfecto.

Los cambios hormonales

Otro de los motivos por los que se caen las pestañas es por cambios hormonales que pueden tener lugar en momentos concretos del ciclo femenino como, por ejemplo, durante la menstruación, el embarazo o la menopausia. Durante estos momentos es habitual que las pestañas pierdan fuerza y se caigan con mayor asiduidad, para evitarlo, puedes aplicar cada noche un poco de aceite de oliva que nutrirá tus pestañas y conseguirá que estén más fuertes.

Si quieres mejorar tu mirada también puedes probar la extensión de pestañas. En el siguiente vídeo, podrás ver nuestro novedoso servicio de Extensión de Pestañas 6D con la preciosa blogger Views by Laura. Nuestros profesionales te dejarán una mirada de cine:

¿Por qué salen pestañas blancas?

¿Tienes alguna pestaña de color blanco? Ten en cuenta que el cabello de nuestro cuerpo obtiene su tonalidad gracias a la melanina, un pigmento que forma parte de los folículos pilosos y que es el responsable de que tengamos el cabello y el vello de un color determinado. Pero cuando estas células dejan de producir el pigmento, entonces pueden aparecer los primeros cabellos blancos (canas) o las pestañas blancas. El motivo es que las reservas de melanina se han agotado.

Y esto ¿por qué ocurre? Existen diferentes teorías al respecto y, a continuación, vamos a descubrirte las causas más comunes de que las pestañas se vuelvan blancas:

  • Vitilgo: se trata de un trastorno en la pigmentación del cuerpo que produce la aparición de manchas blancas en la piel y el vello.
  • Blefaritis: se trata de una afección que inflama el párpado y, en los casos más graves, puede producir la pérdida del pigmento y, por ende, la aparición de pestañas blancas.
  • Envejecimiento: esta es la primera razón por la que las pestañas pueden convertirse en blancas. A partir de los 45 años es cuando las personas comenzamos a perder reservas de melanina y, por tanto, el cabello o vello corporal puede verse afectado por esta deficiencia.

¿Por qué no tengo pestañas abajo?

También es muy común que las pestañas de la parte inferior del ojo se caigan de forma más habitual que las que tenemos en el resto del ojo. El motivo es que estas son más débiles que las de arriba y, por tanto, más propensas a caerse y, sobre todo, si llevas a cabo algunas de las malas praxis que te hemos mencionado anteriormente y que provocan la caída del vello.

Es posible que una de las causas sea por motivos hereditarios, es decir, si tu madre o padre tiene las pestañas de abajo pobres, es probable que a ti te ocurra lo mismo. Y, además, si te maquillas con productos de mala calidad o no te desmaquillas correctamente puedes acelerar la pérdida de este vello corporal.

¿Por qué tengo las pestañas largas?

Hay personas que, por naturaleza, tienen las pestañas muy largas y no necesitan apenas maquillarse para verse bien y con una intensa mirada. ¿Por qué ocurre esto? La respuesta es simple: seguramente tus padres o abuelos tenían las pestañas largas y, por tanto, lo has heredado. Pero, además, también es probable que sigas una dieta nutritiva y entre tus hábitos no abunden los vicios nocivos como el tabaquismo o el alcohol, ya que las toxinas impiden que la sangre fluya correctamente además de llenar nuestro organismo de sustancias nocivas que son tóxicas.

¿Por qué tengo pocas pestañas

Pero también puede darse el caso contrario, es decir que tengas muy pocas pestañas y que no te veas bien sin usar maquillaje a diario. ¡Cuidado con esto! Ya te hemos advertido del daño que pueden producir ciertos productos cosméticos a la salud de tus pestañas, por tanto, opta siempre por primeras marcas y por máscaras que respeten tu piel y vello.

El motivo por el que tengas pocas pestañas es, ante todo, hereditario pero, también, es probable que sigas unas malas praxis diarias que fomenten su caída como, por ejemplo, no desmaquillarte correctamente, no llevar una dieta nutritiva, etcétera.

¿Por qué tengo las pestañas largas?

Si, de forma natural, tienes unas pestañas largas y abundantes el motivo puede ser sencillo: que cuides de ti de forma correcta. Por ejemplo, si sigues una dieta nutritiva en la que abunden antioxidantes (frutos del bosque, kiwi, cítricos, etc) te ayudará a vencer los radicales libres y, por tanto, conseguirás protegerlas del paso del tiempo, además de conseguir que estén en perfectas condiciones.

El omega 3 también es un nutriente esencial para que tus pestañas se vean en largas y saludables, por tanto, si sueles tomar aceites vegetales, frutos secos o pescado azul es normal que tus pestañas estén en perfectas condiciones.

¿Por qué tiemblan las pestañas?

Puede ser que, en ocasiones, sientas que te tiemblan las pestañas. Ante todo queremos remarcar que NO son las pestañas lo que tiembla sino que es el ojo y, de rebote, sientes que son lo hacen también las pestañas. Hay varios motivos que pueden producir temblores en el ojo y, entre los más habituales, destacamos los siguientes:

  • Desorden en el sistema nervioso: es por eso que esta alteración suele ocurrir cuando estamos viviendo un periodo de estrés o ansiedad
  • Abuso de cafeína: puede ser que si tomas mucho café o refrescos con cafeína, alteres tu sistema nervioso y, por tanto, te aparezcan estos temblores en las pestañas. Lo mismo ocurrirá con otras sustancias que puedan alterarte como, por ejemplo, algunas drogas.
  • Sobreesforzar la vista: también puede ser que el temblor aparezca porque esforzamos demasiado la vista usando muchas horas el ordenador o no llevar gafas graduadas.

¿Por qué me pican las pestañas?

El motivo principal de que te piquen las pestañas es porque padeces caspa en esta parte del cuerpo (afección conocida con el nombre médico de “blefaritis”). Esto ocurre cuando las bacterias de la piel se propagan hasta la base del vello y, por tanto, pueden aparecer “escamas” parecidas a la caspa que tenemos en el cabello y producir picores y molestias.

Pero el picor también puede darse por otros motivos como, por ejemplo, padecer rosácea, una enfermedad de la piel que produce picores y enrojecimiento en diferentes zonas de la cara; también puede ser que tengas ácaros en las pestañas que te produzcan el picor o que experimentes una reacción alérgica a los cosméticos que usas. En cualquiera de los casos deberás acudir a un médico para que determine cuál es la causa del picor y poder, así, poner el tratamiento adecuado.

¿Por qué me parpadean las pestañas?

También es común que sientas que las pestañas te parpadean, una sensación incómoda que puede impedir que desarrollemos nuestras actividades diarias con normalidad. En este caso es importante que especifiquemos que no son las pestañas lo que te parpadea sino que es el párpado y, el motivo de esto, es porque el ojo está temblando.

Ya hemos apuntado más arriba las causas del temblor del ojo y son las mismas que harán parpadear el párpado y, por tanto, tú sientas que son las pestañas las que experimentan el parpadeo.

¿Por qué me duelen las pestañas?

¿Te duelen las pestañas? Si sientes molestias en esta zona del cuerpo deberás prestar mucha atención porque puede ser el síntoma de otra enfermedad un tanto más grave como, por ejemplo, una infección del párpado o problemas de crecimiento de las pestañas. La blefaritis también puede producir esta sensación de dolor en la zona y debe ser tratada por un médico especialista.

¿Por qué las pestañas crecen hacia abajo?

Si tus pestañas crecen hacia abajo seguramente sea porque padeces triquiasis, un problema que afecta al párpado y que pone en grave riesgo nuestro ojo. Esta condición produce que las pestañas crezcan hacia adentro y, por tanto, el ojo esté en constante irritación y, además, se pueden generar lesiones en la córnea.

Si estás experimentando esta condición es imprescindible que acudas al oftalmólogo para que te examine y te indique el tratamiento que debes seguir. Tratarlo cuanto antes es esencial pues, sino, tu visión puede verse afectada al dañar la córnea.

Fuente imágenes:
1.- Ingaivanova – Fotolia.com
2.- Shutterstock

[Total: 5    Average: 4/5]
Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone